Vuelta al curso 2019-2020 ¿Te vienes?

Tras las vacaciones de verano, que quizás nos hayan permitido explorar nuevas lecturas o hacer alguna excursión literaria, en las próximas semanas retomaremos las tertulias. Las primeras en empezar serán la de la biblioteca municipal de Zarautz, este mismo jueves 12 de septiembre con El libro de mi destino (Parinoush Saniee) y la de la biblioteca central de Donostia, el martes 17 con El quinto hijo (Doris Lessing).
Entre otras lecturas, en Hernani volveremos a analizar una novela policíaca “con algo más”; y tras Leonardo Padura, Petros Márkaris y Alicia Giménez Bartlett, hemos escogido el último título de Fred Vargas, Cuando sale la reclusa. Igualmente, en Errenteria mantendremos la costumbre de leer alguna obra sobre el conflicto vasco; después de Patria y de Los turistas desganados, en este curso será el turno de El comensal, de Gabriela Ybarra. Otros escritores contemporáneos de nuestro entorno incluidos en el programa del curso 2019-2020 son Harkaitz Cano, Jon Bilbao y Karmelo C. Iribarren.
También celebraremos el centenario del nacimiento de J.D. Salinger (re)leyendo El guardián entre el centeno (que irá acompañada de una actividad especial sobre la que pronto habrá más información disponible) y retomaremos otros clásicos modernos como La muerte en Venecia, de Thomas Mann, o La luna y las fogatas, de Cesare Pavese. El programa completo, incluyendo títulos y fechas, está disponible en la sección +Tertulias del blog, accesible desde este enlace o desde el menú principal. ¡Vente!

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Fundación Saramago en Lisboa: 7 datos sobre el escritor

Hace unas semanas, en un viaje a Lisboa (que fue precedido por un post dedicado a algunos libros ambientados en la capital portuguesa), bookhunterblog visitó la Fundación Saramago, situada en la céntrica Casa dos Bicos. El edificio en sí merece una visita por su original arquitectura: construido en el siglo XVI como residencia de la familia noble Albuquerque, tiene una clara inspiración italiana y destaca por las piedras talladas en forma de diamante de la fachada; esos “picos” son los famosos ‘bicos’ que le dan nombre. El palacio se destruyó durante el terremoto de 1755, llegando a desaparecer los dos pisos superiores, que fueron reconstruidos ya en el siglo XX.
Además de la Fundación José Saramago, la Casa dos Bicos alberga una exposición permanente sobre la historia de la ciudad de Lisboa, a partir de algunos restos arqueológicos que aparecieron en esta ubicación. Con una museografía muy cuidada, esta muestra gratuita explica los orígenes de la ciudad, su auge gracias a la elaboración y comercio del garo (salsa elaborada con pescado fermentado) y su desarrollo dentro y fuera de las murallas árabes. En la planta superior está la exposición dedicada al escritor, titulada “La semilla y los frutos”, y en el último piso hay una tienda con una buena selección de merchandising y libros del escritor portugués (Azinhaga, 1922-Tías, 2010).

Estos son algunos datos sobre José Saramago que bookhunterblog descubrió gracias a la visita:
  1. José de Sousa nació en una familia campesina muy humilde, sin tierras y con escasos recursos. Vivían a 120 kilómetros al noreste de Lisboa, pero cuando él tenía 3 años se trasladaron a la capital. No pudo finalizar los estudios secundarios.
  2. Saramago significa “jaramago” y es el nombre de una planta silvestre. Era el apodo de su padre y el funcionario que lo inscribió en el registro decidió por su cuenta anotarlo junto al nombre. Hay quien considera que fue una broma.
  3. Trabajó desde muy joven como obrero, funcionario y periodista. Tras la redacción de sus dos primeras novelas, que tuvieron poca repercusión (la segunda se publicó póstumamente, en 2012), abandonó la literatura durante 20 años.
  4. Sufrió la censura y persecución del régimen de Salazar, llegando a ser expulsado por sus ideas políticas del Diário de Notícias. En 1969 se afilió al entonces clandestino Partido Comunista de Portugal y en 1974 apoyó la Revolución de los Claveles.
  5. Conoció el éxito con Alzado del suelo (Levantado do chão, 1980), en la que retrata las condiciones de vida de los trabajadores de Lavre, en el Alentejo. La crítica considera que encontró su voz con este libro, y en adelante no dejó de escribir.
  6. Su Evangelio según Jesucristo (1991) causó una gran polémica en Portugal; incluso el gobierno vetó su participación en un premio. Como protesta, se trasladó a Canarias, aunque más adelanté volvió a pasar temporadas en Lisboa.
  7. Sus cenizas están enterradas en Lisboa, bajo un olivo situado a pocos metros de la Casa dos Bicos. José Saramago falleció en su casa de Tías (Lanzarote), a los 87 años, y quiso reposar en la ciudad, bajo este árbol traído desde su pueblo natal.
Más allá de aportar datos sobre la vida y obra de Saramago, en la exposición hay un claro esfuerzo por explicar su proceso creativo. Así, una de las secciones (que incluye la agenda del escritor, apuntes tomados durante la documentación y manuscritos) está dedicada a la novela Historia del sitio de Lisboa, citada en el anterior post del blog. La Fundación Saramago, situada en la Casa dos Bicos, en la zona baja de Alfama (ver mapa), abre de lunes a sábado, de 10.00 a 18.00 horas (último acceso a las 17.30) y la entrada normal cuesta 3 euros. Durante el curso organizan presentaciones y conferencias.
Publicado en viajes literarios | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Algunos libros para viajar a Lisboa

Lisboa es uno de los destinos por los que bookhunterblog ha pasado en más de una ocasión (así lo atestiguan varios posts) y este verano habrá nueva escapada literaria a la capital lusa. Además, en el blog ya han aparecido algunos libros ambientados en esta ciudad; entre ellos, cómo no, el clásico de Antonio Tabucchi Sostiene Pereira. Estos son otros libros sobre Lisboa o ambientados en ella, que pueden ayudarnos a la hora de preparar el viaje. ¡Vámonos!
  1. El invierno en Lisboa
Ambientada entre San Sebastián, Madrid y Lisboa (¿qué más se puede pedir?), El invierno en Lisboa se centra en el mundo de la música, y su trama funciona casi como una composición de jazz. Santiago Biralbo, el pianista con quien entabla amistad el narrador, se enamora de Lucrecia, a su vez casada con Bruce Malcom, el Americano, un peligroso contrabandista de arte, y se verán envueltos en los tejemanejes de una red mafiosa liderada por Toussaints Morton, ultraderechista procedente de Angola. Muñoz Molina quiso homenajear a la novela (y al cine) noir, que no policíaca o de asesinatos, trasladando sus imágenes más típicas y tópicas a la Península Ibérica. Aunque el resultado es una trama plagada de clichés y algo previsible, tiene el aliciente de recorrer una Lisboa nocturna, sugerente y casi onírica.
Autor: Antonio Muñoz Molina
Género: novela negra
Año: 1987
Editorial: Seix Barral
Páginas: 229
No recordaba cuánto tiempo, cuántas horas o días anduvo como un sonámbulo por las calles y escalinatas de Lisboa, por los callejones sucios y los altos miradores y las plazas con columnas y estatuas de reyes a caballo, entre los grandes almacenes sombríos y los vertederos del puerto, más allá, al otro lado de un puente ilimitado y rojo que cruzaba un río semejante al mar, en arrabales de bloques de edificios que se levantaban como faros o islas en medio de los descampados, en fantasmales estaciones próximas a la ciudad cuyos nombres leía sin lograr acordarse de aquella en la que había visto a Lucrecia. Quería rendir al azar para que se repitiera lo imposible: miraba uno por uno los rostros de todas las mujeres, las que se le cruzaban por la calle, las que pasaban inmóviles tras las ventanillas de los tranvías o de los autobuses, las que iban al fondo de los taxis o se asomaban a una ventana en una calle desierta. Rostros viejos, impasibles, banales, procaces, infinitos gestos y miradas y chaquetones azules que nunca pertenecían a Lucrecia, tan iguales entre sí como las encrucijadas, los zaguanes oscuros, los tejados rojizos y el dédalo de las peores calles de Lisboa.

2. Tren nocturno a Lisboa

El punto de partida de Tren nocturno a Lisboa es una decisión aparentemente irracional de un personaje extremadamente sensato: tras un encuentro fortuito con una mujer portuguesa y el hallazgo casual de un poemario escrito en portugués, el profesor Raimund Gregorius (Mundus) decide abandonar su aburrida vida en Berna y coger el primer tren que le lleve a Lisboa. Quiere saber quién fue Amadeu do Prado, el autor del libro con ecos de Pessoa que lleva como guía en su viaje: médico, poeta y militante contra la dictadura de Salazar. Gregorius conseguirá introducirse en su círculo más cercano y conocerlo en profundidad, incluso sus dilemas más íntimos. Una novela con ciertas pretensiones filosóficas y literarias, a la que no ayudan los errores en la traducción. La visión de Lisboa puede resultar algo superficial, de postal.
Autor: Pascal Mercier (Peter Bieri)
Género: novela
Año: 2004
Editorial: El Aleph
Páginas: 525
Si a la mañana siguiente la ciudad de Lisboa no hubiese estado bajo esa luz perturbadora, pensaría Gregorius más tarde, las cosas hubieran tomado quizás un giro muy distinto. Quizá se hubiese ido al aeropuerto y tomado el siguiente avión a su país. Pero aquella luz no le permitió hacer ningún intento de dar marcha atrás. Su brillo hacía que todo lo pasado se convirtiera en algo muy lejano, casi irreal; la voluntad perdía ante su luminosidad toda sombra de lo que había sido, y la única posibilidad a la vista era la de partir hacia el futuro, no importa en qué consistiera el mismo. (…) La consulta estaba en el barrio de Alfama, el más antiguo, situado detrás de la fortaleza. Gregorius caminó lentamente a través del día luminoso, evitando a tiempo a cualquiera que pudiera atropellarlo. A veces se detenía y se frotaba los ojos detrás de los gruesos cristales de las gafas: ésa era Lisboa, la ciudad a la que había viajado porque al contemplar a sus estudiantes había visto de repente su vida desde el final, y porque había caído en sus manos el libro de un médico portugués cuyas palabras sonaban como si hubiesen sido escritas para él.

3. Historia del cerco de Lisboa

El protagonista de Historia del cerco de Lisboa, Raimundo Silva, es un corrector editorial que añade (nunca sabremos hasta qué punto de forma intencionada) un “no” en el libro de historia que está revisando. Y es que él mismo nos lo había advertido: “La Historia no es una ciencia, es una ficción”. Así, el episodio relativo al sitio y posterior expulsión de los musulmanes de la capital da un giro totalmente inesperado. Sin embargo, cuando llega el temido momento en que sus jefes de la editorial se dan cuenta, las consecuencias no son las que Silva había anticipado. La narración nos ayuda a entender una época clave en la historia de Lisboa (donde aún encontramos un “barrio morisco”, Mouraria) pero, sobre todo, nos propone reflexionar sobre los límites entre realidad y ficción, sobre la dificultad para comunicarnos y la soledad.
Autor: José Saramago
Género: novela
Año: 1989
Editorial: DeBolsillo (Penguin Random House)
Páginas: 408
No fue allí el encuentro de los cruzados con el rey, habrá sido allá abajo, al otro lado del estuario, pero lo que Raimundo Silva busca, si la expresión tiene sentido, es una impresión de tangibilidad visual, algo que no sabría definir, que, por ejemplo, podría haber hecho de él ahora mismo un soldado moro mirando las siluetas de los enemigos y el brillo de las espadas, pero que, en este caso, por un escondido camino mental, espera recibir, en demostrativa evidencia, el dato que al relato le falta, es decir, la causa indiscutible de que se marcharan los cruzados después de su rotundo No. (…) Y es en ese preciso instante, cuando de una cierta manera se volvió inocente e indefenso por la ironía contra sí mismo dirigida, surgió en su espíritu, finalmente claro y también irónico, el motivo tan buscado, la razón del No, la justificación última e irrefutable de su atentado contra las históricas verdades. Ahora Raimundo Silva sabe por qué se negaron los cruzados a auxiliar a los portugueses a cercar y tomar la ciudad, y va a volver a casa para escribir la “Historia del Cerco de Lisboa”.

4. Libro de crónicas

António Lobo Antunes es uno de los escritores portugueses contemporáneos más reconocidos (y prolíficos). Psiquiatra de profesión, se ha dedicado al periodismo y a la literatura. Varias de sus novelas, en su mayoría traducidas al castellano, están inspiradas por su participación en la guerra de Angola. Sin embargo, en este caso estamos ante una compilación de 40 textos publicados en prensa. Pese a la brevedad de los escritos, y aunque pueda parecer un libro menor, estas crónicas son también concentradas, intensas y precisas. Narración y reflexión se unen y lo poético nunca llega a desaparecer del todo. Los paisajes de Lisboa son escenarios de su vida y la de sus contemporáneos: la niñez en el pintoresco barrio de Benfica, los domingos en un centro comercial suburbano, las excursiones a las playas de Sintra con una hija adolescente…
Hoy, si voy a Benfica no encuentro Benfica. (…) No hay pavos reales ni cigüeñas pero la acacia de mis padre, obstinadas, resiste. Tal vez sólo resista la acacia, sólo ella quede de aquel tiempo como el mástil, horadando la olas, de un barco sumergido. La acacia me basta. Arrasaron las tiendas y los patios, ya no tocan el “Papagaio Loiro” en la campana, pero la acacia resiste. Resiste. Y sé que junto a su tronco, si cierro los ojos y acerco el oído a su tronco, he de oír la voz de mi madre llamando “Antóóóóóónio” y un chico rubio atravesará el patio, con una bolsa de canicas en el bolsillo, pasará delante de mí sin verme y desaparecerá en la habitación de arriba, soñando que al menos la mujer de Sandokán no lo obligaría nunca a comer puré de patatas ni sopa de nabizas durante el suplicio de la cena.
Autor: António Lobo Antunes
Género: crónicas
Año: 1998
Editorial: Siruela 
Páginas: 169

5. Lisboa. Un melodrama

En noviembre de 1942, Lisboa no era ajena al clima de tensión y miedo que se vivía en toda Europa. Según los rumores, tanto una invasión alemana como una ofensiva aliada eran posibles, en ambos casos en un intento por presionar a Portugal para que rompiera su neutralidad. Además, la ciudad era el punto de llegada para numerosos refugiados, desesperados por embarcar rumbo a América, pero también un centro neurálgico para la diplomacia y los servicios secretos. El desembarco de un cargamento de trigo argentino, punto de partida de la narración, se convierte en un nuevo elemento desestabilizador. La trama de Lisboa. Un melodrama, en la que conviven sucesos y personajes reales con otros ficticios, encantará a los amantes de la novela histórica con preferencia por los libros extensos (y con sitio de sobra en la maleta).
Autor: Leopoldo Brizuela
Género: novela histórica
Año: 2010
Editorial: Alianza Literaria
Páginas: 743
Bairro Alto, Lisboa, 17 de noviembre. A las seis y media de la tarde, cuando todavía sonaban las campanas y un alboroto de pájaros entoldaba las calles y aquí abajo los vecinos se precipitaban a tascas y quioscos a escuchar el comunicado del gobierno, el cónsul Eduardo M. Cantillo, que llegaba a la inmensa terraza de Sao Pedro de Alcantara, oyó de pronto el silbato de un tren y cruzó impensadamente hacia el parapeto desde donde se dominaba la ciudad. Solía hacerlo, y si lo inquietaba apartarse de un itinerario prescrito con precisión de segundos, lo alentaba parecer uno de los tantos viejos que buscaban en aquel panorama un respiro para el encierro de todo un día de simulacros de bombardeos, esperas ante los puestos de racionamiento, rumores y rumores acerca del ultimátum británico a Portugal.
¿Conoces algún otro libro que se desarrolle en Lisboa? ¿Tal vez alguna autora lisboeta? ¿Has escogido alguna lectura para inspirarte en la preparación de un viaje reciente? Si lo deseas, puedes dejar un comentario.
¡Gracias! Eskerrik asko!
Publicado en bhb investiga, un sitio un libro, viajes literarios | Etiquetado | 3 comentarios

Leyendo Bartleby, el escribiente

Mañana, martes 25 de junio, terminamos el curso en las tertulias en castellano de Donostia Kultura. Para esta última sesión hemos añadido al programa el relato o novela breve Bartleby, el escribiente, ya que finalmente el encuentro con Manuel Vilas para charlar sobre Ordesa se retrasa hasta diciembre.
Bartleby, el escribiente está considerada como una de las obras maestras de su autor, y como uno de los textos más influyentes de la literatura decimonónica estadounidense. Además, este año se cumple el  segundo centenario del nacimiento de Herman Melville. Nacido en Nueva York en 1819, descendía de una familia de origen holandés, vinculada con el mundo del comercio y la navegación. Llevaron una vida desahogada (aunque acumulando grandes deudas) hasta que el padre falleció cuando él tenía 14 años. Obligado a abandonar los estudios, desempeñó distintos oficios: chico de los recados, empleado de banca, maestro rural… Al cumplir los 18 embarcó por primera vez, y volvería a hacerlo en varias ocasiones hasta 1844, tanto en barcos de carga y de pasaje como en un ballenero y un barco de la marina. Melville solía contar historias basadas en sus aventuras, y comenzó a publicarlas por escrito en obras con cierta base autobiográfica como Taipi (1846), Omoo (1847), Mardi (1849) o Redburn (1849).
Herman Melville
Algunos libros tuvieron éxito de público y en 1847 se casó en Elizabeth Shaw, hija de un eminente juez de Boston, lo que permitió a Melville llevar una vida más cómoda, dedicándose a tiempo completo a la escritura. A pesar de que su educación fue autodidacta, fue un lector voraz y acumuló una gran cultura: le interesaba tanto la ficción como las obras testimoniales, la filosofía, la poesía, la historia y las ciencias naturales… En 1849 realizó un viaje a Europa y a su regresó comenzó a escribir la que sería su obra más conocida: Moby-Dick (1851). En esta época, se instaló en una granja de Massachusetts donde tenía como vecino a Nathaniel Hawthorne, con quien mantuvo una estrecha amistad. Moby-Dick no obtuvo apenas reconocimiento, y fue considerada como otra novela de aventuras. Este fracaso pasó factura Melville, y su situación económica hizo que tuviera que regresar a Nueva York y aceptar un trabajo como empleado de aduanas. Su hijo mayor se suicidó 1867; y su segundo hijo murió de tuberculosis en 1886.
Herman Melville falleció en 1891, completamente olvidado. Sin embargo, su obra fue rescatada y, a partir de la segunda década del siglo XX, su figura se revalorizó hasta convertirse en uno de los escritores más apreciados de la literatura estadounidense. También Bartleby, el escribiente, publicado en 1853, ha vivido un proceso de recuperación y, a día de hoy, está considerado una obra maestra de la ficción breve.
  • En el prólogo a la traducción que hizo de este relato, Borges señala que Melville no pudo escoger dos mundos más distintos para sus obras Moby-Dick y Bartleby: los “desaforados espacios” en la primera; las “cuatro paredes de una reducida oficina”, en la segunda. Según Borges, el estilo refleja esta elección extrema y, así, en Bartleby es tan “gris” como su protagonista. ¿Estás de acuerdo?
  • Borges también señala que, a pesar de sus diferencias, Moby-Dick y Bartleby tienen en común algunos aspectos. Tanto el capitán Ahab como el escribiente consiguen arrastrar a otros en su locura. Y ambos protagonistas son personajes solitarios. “El tema constante de Melville es la soledad; la soledad fue acaso el acontecimiento central de su azarosa vida”. ¿Qué piensas al respecto?
  • Existen muchas interpretaciones sobre Bartleby, el escribiente. Algunas se centran en la posible enfermedad mental del protagonista, cuya pasividad y falta de motivación podría reflejar una depresión clínica. La narración también transmite una visión negativa de la sociedad contemporánea: burocrática, compartimentada, alienada… ¿Cuál es tu visión sobre la actitud de Bartleby?
  • Algunos críticos han centrado su análisis en la búsqueda de indicios autobiográficos. El autor había publicado su ambiciosa Moby-Dick y podía sentirse frustrado al tener que adaptarse a los moldes tradicionales, cuando en realidad a él le preocupaban las cuestiones filosóficas esenciales. Melville estaba influido por tendencias como el trascendentalismo y quizás quería reflejar sus ideas.
  • Finalmente, algunos expertos señalan que deberíamos fijarnos más bien en la actitud del narrador, el abogado sin nombre que da empleo a Bartleby. Aunque se percibe a sí mismo como justo y generoso, podemos preguntarnos hasta qué punto se mueve por un deseo de evitar la confrontación y el escándalo. ¿Siente curiosidad hacia Barleby, le admira, o no sabe cómo afrontar la situación?
Mañana tendremos ocasión para debatir sobre Bartleby, el escribiente, y además presentaremos el programa para la primera parte del próximo curso, de septiembre a diciembre. La cita será como siempre mañana, martes 25 de junio, en el salón de actos de la Biblioteca Central (cripta de la calle San Jerónimo) a las 19.30 horas. ¡Contamos contigo!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Leyendo Loxandra

El próximo martes en la tertulia en castellano de Donostia Kultura charlaremos sobre Loxandra, una novela de María Iordanidu. Aunque en el programa inicial esta obra estaba prevista para junio, se decidió adelantarla debido al cambio de fecha de la sesión con el escritor de Ordesa, Manuel Vilas (que finalmente será en diciembre). Para junio se ha añadido un nuevo título al programa: Bartleby, el escribiente, de Herman Melville, de cuyo nacimiento se cumplen 100 años.
María Iordanidu (o Iordanidou) nació en Constantinopla en 1897. Su padre procedía de la isla griega de Hydra y trabajaba como ingeniero en la marina mercante; su madre era originaria de la ciudad. Entre 1901 y 1909 la familia vivió en el Pireo, el puerto de Atenas, pero tras su divorcio la escritora regresó a Turquía, donde ingresó en el Colegio Americano Femenino de Scutari; siempre bajo la supervisión de su abuela, Loxandra. El estallido de la Primera Guerra Mundial mientras veraneaba en Georgia le obligó a vivir durante un tiempo con familiares en Ukrania. Con la Revolución Rusa, su retorno a Constantinopla se retrasó hasta 1919. A su regreso trabajó para una compañía norteamericana, aceptando un traslado a Egipto, donde conoció al profesor Iordanis Iordanidis, con el que se casó en 1923. La pareja se instaló en Atenas; allí tuvieron dos hijos y María aceptó un puesto en la Embajada Rusa. En 1931 se separaron pero ella permaneció en la ciudad. Su casa fue destruida durante la ocupación alemana, y ella fue detenida e internada en varios campos. Tras la guerra, sus conocimientos lingüísticos le permitieron volver a encontrar trabajo.
María Iordanidu
Fueron sus amigos quienes le animaron a poner por escrito las historias de su juventud en Constantinopla. Así, publicó en 1963 (a los 65 años) su primer libro: Loxandra, con el que tuvo un considerable éxito. Le siguieron otros títulos (no traducidos) inspirados por sus vivencias personales: Vacaciones en el Caúcaso, Nuestro jardín, o Como los pájaros locos. María Iordanidu falleció en Atenas en 1989.
  • La historia de Loxandra gira en torno a la vida de su protagonista, matriarca de una extensa familia griega afincada en Constantinopla. Ella es alegre, dominante, hedonista, supersticiosa… ¿Qué rasgos del carácter de Loxandra destacarías?
  • La ciudad tiene casi el mismo protagonismo que la propia Loxandra. Constantinopla ya una megalópolis en la época, a finales del siglo XIX y principios del XX: extensa, densa, vibrante y diversa. ¿Qué aspectos te han llamado la atención?
  • Según se aprecia en Loxandra, dentro de la cultura griega la comida tiene una gran importancia. La narración se recrea en la descripción de los ingredientes, la preparación de los platos, sus sabores… ¿Qué crees que aporta todo esto al relato?
  • Aunque el microcosmos de Loxandra parece inalterable, el contexto geopolítico es muy inestable: la convivencia entre comunidades está marcada por la violencia; es una época de guerras y conflictos. ¿Qué sensación te deja este contraste?
  • La línea sucesoria de Loxandra pasa por su hija Klío y la hija de ésta, Ana (Roxani), alterego de la autora, que afirmó haber escrito esta novela como un homenaje a su abuela. ¿Te has parado a pensar que está escrita desde la memoria y la gratitud?
La cita para hablar sobre estos y muchos otros aspectos en torno a Loxandrá será el próximo martes, 28 de mayo. Nos encontraremos como siempre a las 19.30 horas, en el salón de actos de la Biblioteca Central (cripta de la calle San Jerónimo). También aprovecharemos para recoger propuestas de cara al próximo curso. ¡Te esperamos!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Leyendo Los turistas desganados

El próximo jueves, 9 de mayo, cerraremos el curso en la tertulia de Zarautz con una sesión muy especial, ya que podremos conversar con Katixa Agirre sobre su novela Los turistas desganados.
Katixa Agirre nació en Vitoria-Gasteiz en 1981, se doctoró en Comunicación Audiovisual y trabaja como profesora en la Facultad de Ciencias Sociales y de la Comunicación de la UPV/EHU. Ha sido columnista en diversos medios, incluyendo Diario de Noticias, Deia y Argia. En cuanto a su carrera literaria, es autora de libros infantiles como Paularen seigarren atzamarra, Ez naiz sirena bat, eta zer? o Patzikuren problemak, y para adultos. Ha publicado las colecciones de relatos Sua falta zaigu (2007) y Habitat (2009). En 2015 publicó su primera novela, Atertu arte itxaron, que tradujo al castellano bajo el título Los turistas desganados. En 2016 obtuvo la Beca de Novela Agustín Zubikarai, que le permitió desarrollar un proyecto sobre la relación entre la maternidad y la creación artística, fruto del cual vio la luz en 2018 Amek ez dute.
Katixa Agirre
Aunque Los turistas desganados se ha calificado de “postmoderna” (sobre todo por el uso de la intertextualidad), la autora explica en una entrevista: “Yo la veo bastante clásica, con el viaje del héroe, sus pruebas y su clímax final. De haber algo, hay una parodia de lo postmoderno, esta tendencia a mezclar autora y narradora, a que la autora enseñe sus cartas continuamente e interpele al lector, porque esa asociación entre autora y narradora es pura ficción. Es cierto que la narradora explica el relato constantemente. Pero esa explicación es pura invención, no son las verdaderas razones por las que yo escribí la novela”.
El jueves, 9 de mayo, podremos debatir sobre este y otros muchos aspectos de Los turistas desganados con Katixa Agirre. La sesión es abierta, y nos encontraremos como siempre a las 18.30 horas en Sanz Enea.
Zatoz!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Leyendo El orden del día

Mañana martes, en la tertulia en castellano de Donostia Kultura charlaremos sobre El orden del día, del francés Éric Vuillard, galardonado en 2017 con el Premio Goncourt.
Vuillard nació en Lyon en 1968, en una familia originaria de la región del Franco Condado. Cuando era adolescente su padre, cirujano de profesión, decidió marcharse a vivir a una aldea alpina casi abandonada. El escritor interrumpió sus estudios y viajó por España y Portugal. Regresó a Francia para presentarse al examen de acceso y a la universidad y se licenció en Filosofía y Antropología, obteniendo un diploma de estudios en Historia y Civilización bajo la dirección del filósofo Jacques Derrida (1930-2004).
Éric Vuillard
En 1999 publica su primera novela, Le chaseur. La mayor parte de sus obras toman como punto de partida hechos históricos: la caída del Imperio inca (Conquistadors, 2009), la Primera Guerra Mundial (La Bataille d’Occident, 2012), la colonización de África (Congo, 2012), la revolución francesa (14 Juillet, 2016 – traducida como 14 de julio) o, en el caso de L’Ordre du jour – El orden del día, el advenimiento del régimen Nazi. Este mismo año (2019) ha publicado La guerre des pauvres (La guerra de los pobres, todavía no traducida), basada en una rebelión que se produjo en el sur de Alemania en el siglo XVI, y motivada según su autor por el contexto actual, con el movimiento de los chalecos amarillos. En 2008 dirigió su primera película, Mateo Falcone, adaptación de una novela de Mérimée. Actualmente, Vuillard vive en Rennes.
  • El orden del día es un libro difícil de clasificar en cuanto al género literario al que pertenece: parte de un tema histórico y enumera una serie de hechos documentados, pero incorpora también elementos de ficción (como detalles o pensamientos que el autor ha tenido que imaginar). ¿Qué elementos del ensayo y de la ficción detectas?
  • No es la primera vez que leemos un libro ambientado en el contexto del Nazismo (u otros regímenes europeos próximos): leímos El chal, de Cynthia Ozick; o Todos nuestros ayeres, de Natalia Ginzburg. Dentro de ese contexto, ¿qué temas concretos crees que interesan al autor? ¿Hay algún aspecto que te haya resultado novedoso?
  • En cuanto a la forma en que están narrados los hechos, El orden del día es un libro fragmentario, con capítulos situados en distintos momentos, y una aparente fijación por pequeñas anécdotas intrascendentes (pero representativas). ¿Te ha resultado fácil de seguir? ¿Alguna”escena” te ha llamado la atención sobre las demás?
  • De esta forma, el principal objetivo del libro no parece ser dar una explicación general del momento histórico que trata y, de hecho, parece dar muchas cosas “por sabidas”. ¿Has tenido esa sensación? ¿Te ha resultado necesario ampliar o contrastar la información sobre algunos de los personajes o de los hechos mencionados?
  • Aunque la mayoría de críticas a El orden del día han sido positivas, un historiador (Robert Paxton) ha mostrado su desacuerdo con la visión del escritor, llegando a cuestionar su neutralidad y, por extensión, el valor del relato. Si te interesa, aquí puedes leer un resumen de la polémica sobre los límites de la ficción y la historia.
La cita para hablar sobre El orden del día será como siempre mañana, martes 30 de abril, a las 19.30 horas en el salón de actos de la Biblioteca Central (cripta de la calle San Jerónimo). Además aprovecharemos para comentar un cambio en el programa de las tertulias de este curso, ya que el autor invitado de mayo (Manuel Vilas, con Ordesa) no podrá asistir a esta sesión, por lo que la trasladaremos a septiembre. El libro previsto para junio (Loxandra) se adelantará a mayo, y en junio leeremos un clásico, Bartleby el escribiente, aprovechando el bicentenario del nacimiento de su autor, Herman Melville.
¡Contamos contigo!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | Deja un comentario