Entrevista con Adolfo, librero, en el 60 aniversario de Zubieta

A lo largo de su trayectoria, bookhunterblog ha dedicado un espacio a varias librerías, especialmente a las situadas en su territorio (Donostia y alrededores). Para paliar la ausencia de una de las más veteranas, y coincidiendo además con el 60 aniversario de su fundación, hace unos días estuvo tomando un café con Adolfo López Chocarro, librero (y agitador cultural) en Zubieta.
Con varios cambios de sede y de enfoque a lo largo de su trayectoria, podemos decir que la librería ya está plenamente asentada en Reyes Católicos. Y más viva que nunca.
Exterior de la librería Zubieta, en Reyes Católicos, 3 (ver mapa). Fotos: bookhunterblog.
Cuenta Adolfo que el origen de la librería Zubieta está en la iniciativa de un grupo madrileño que, a mediados de los años 50, se propuso abrir librerías en varias ciudades, como una forma de revitalizar el panorama cultural de la posguerra. “Empezaron como Proa y luego se cambió el nombre a Troa, nunca he sabido exactamente el motivo”. La sede donostiarra fue la número 13 del grupo y se inauguró en junio de 1959, en la calle San Marcial, 11, con Carmenchu Berruezo al frente. Escogieron el nombre del barrio donostiarra por ser “un símbolo del resurgimiento de la ciudad”, y en los primeros años el foco fue generalista, con una clara apuesta por el libro escolar y universitario. El local pertenecía a la Caja de Ahorros Provincial, y en 1987 les comunicaron que lo necesitaban.
Por eso, en noviembre del mismo año, la librería se trasladó a su famosa sede cubierta de madera de la plaza Gipuzkoa (otra vez en el número 11). Era una zona más comercial, con gran movimiento de estudiantes, ya que “durante mucho tiempo la biblioteca de la Diputación estuvo en el edificio al otro lado del parque”. Con la incorporación en la gerencia de Ana Rosa de Miguel y Mari Ángeles Nuñez, se empezó a intuir la necesidad de modernizar la librería y de buscar otro nicho de mercado: literario, gastronómico, infantil… Adolfo se unió a la plantilla en 2003, cuando ya se veía que el cambio era imprescindible. En contra de lo que piensan muchos clientes (“no sabes la de veces que me han preguntado si Rosa era mi madre”, dice entre risas) él no tenía ningún vínculo familiar. Había estudiado Historia, especializándose en investigación archivística, y quería completar sus proyectos con otro trabajo.
Vista general del interior de la librería Zubieta.
Adolfo se permite una pequeña reflexión sobre los años en los que (incluso) las librerías estuvieron muy polarizadas en Gipuzkoa, y se les asignaban etiquetas en función de su posicionamiento. “Es curioso que Zubieta no sufriera ataques, aunque es cierto que sus responsables no se significaron políticamente”. “Con un mismo escaparate, me han llegado a decir que nos hemos pasado de nacionalistas, de españolistas y de progres. Para mí eso es un halago; porque si me dicen eso, es que hay de todo”, concluye. Por otro lado, considera que en los últimos años la visión de las librerías (como otros muchos aspectos) ha cambiado en la sociedad guipuzcoana, y la unión que se da en el gremio es una buena muestra. Adolfo, que desde 2018 es Presidente del Gremio de Libreros de Gipuzkoa, lo resume así: “Tenemos claro que o nos juntamos y colaboramos o nos va a ir mal a todos”. Y señala iniciativas como la organización conjunta del Día del Libro, el premio Euskadi de Plata, las actividades dentro de Literaktum, el Bono Cultura
¿Es Zubieta una librería de proximidad, independiente, de fondo? “Ninguna de ellas y todas a la vez“, afirma Adolfo. Explica que en Donostia, por el propio tamaño de la ciudad, no existe ese concepto de librería de barrio, pero el hecho de que una librería sea céntrica no implica que pierda cercanía. “Hoy en día es difícil vivir del fondo”, añade, “y creo que es bueno que haya una rotación: no se trata de que nos gobiernen las novedades, pero sí que cada vez que entra alguien vea cosas distintas”. Como librería integrada en un grupo más amplio, aclara que Troa no funciona “como otras cadenas, que en realidad son franquicias”. Más allá de agrupar ciertos servicios centrales, da libertad a sus tiendas. “Aunque sí es un grupo que prefiere potenciar un libro por su calidad literaria, no porque esté de moda”.
Encuentro organizado en la librería Zubieta dentro del festival Literaktum 2018.
En su opinión, son dos las claves que deberían diferenciar a una librería, y que trata de poner en práctica en Zubieta desde que se convirtió en su gerente en 2013, con el apoyo de sus compañeras, Rosa Tapia y Olga San Millán: “hacer cultura, además de vender productos culturales” y “ofrecer una experiencia de compra con valor humano; es decir, mimar, guiar y acompañar al cliente”. La decisión de un grupo hotelero de comprar todo el inmueble de la plaza Gipuzkoa les forzó en otoño de 2016 a buscar una nueva ubicación, tarea “nada fácil con los precios que tiene el alquiler”, y finalmente se decantaron por el de Reyes Católicos, 3 (el 11 no debía de estar disponible).
Aunque inicialmente fue un reto, este cambio parece estarles ayudando a materializar una nueva identidad. El local es blanco y luminoso, con una planta baja en la que organizar actividades, y se encuentra en una zona joven. Si bien la plaza Gipuzkoa tenía más tránsito, y puede que hayan perdido clientes esporádicos,”aquí hemos reforzado la fidelización, y los que vienen son más militantes”. Asesorar a los clientes conlleva mucho tiempo, oferta y esfuerzo, pero para Adolfo es lo más importante en la profesión. “Lo mejor son las historias que te cuentan, asociadas a la búsqueda de un libro: que si lo quiero para mi hija, que está un poco triste… Yo tengo claro que prefiero que me recomiende mi próxima lectura una persona, y no un algoritmo”.
Altillo en la primera planta de la librería Zubieta. 
Como no podía ser de otra forma, antes de despedirse para abrir la librería nos deja algunas recomendaciones para los lectores de bookhunterblog: Cárdeno adorno, de Katharina Winkler, editado por Periférica (“muy lírico, está muy bien para acercarse a otras realidades y entender cómo alguien acaba en una situación de violencia”) y Nuestras riquezas, de Kaouther Adimi, por Libros del Asteroide (“una historia ambientada en Argel que habla de los escritores de la zona, su implicación política, y el papel que una librería puede tener en la vida de una ciudad”).
Anuncios
Publicado en librerías | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Leyendo Pequeño país

El próximo martes, 29 de enero, en la tertulia en castellano de Donostia Kultura nos reuniremos para charlar sobre Pequeño país, obra del músico y escritor franco-ruandés Gaël Faye.
Nacido en Burundi, Gaël Faye (Buyumbura, 1982), es hijo de padre francés y madre ruandesa. Cuando él tenía 13 años, se vieron obligados a marcharse a Francia debido a la inestabilidad política: la guerra civil estalló en Burundi en 1993 y el genocidio de los tutsis en Ruanda se desató en 1994. Faye pasó su adolescencia en Yvelines à Versailles, donde descubrió el rap y el hip-hop. En sus propias palabras, la música se convirtió en la manera de exteriorizar su dolor por el exilio y la pérdida de sus referentes.
Gaël Faye
Tras completar sus estudios en un Liceo local, estudió Empresariales y obtuvo un máster en Finanzas, trabajando durante dos años en Londres para un fondo de inversión. Sin embargo, decidió  abandonar su carrera para dedicarse a la música y la literatura. Formó el grupo Milk Coffee and Sugar, con el que lanzó varios discos, aunque posteriormente ha editado discos en solitario y ha realizado colaboraciones con numerosos artistas. Uno de sus trabajos más conocidos es “Pili-pili sur un croissant au beurre”, algo así como ‘Pimiento africano sobre cruasán de mantequilla’. Desde 2015 vive la mayor parte del año en Kigali, capital de Ruanda, con su mujer y sus hijos.
En 2016 publicó su primera novela, Pequeño país, que tuvo una buena acogida por parte de la crítica, obteniendo entre otros el Premio de novela FNAC, el Premio francés a la Primera novela, o el Premio Goncourt de los estudiantes. Faye ha explicado que un día se dio cuenta de que la música no era suficiente: “Me di cuenta de que no me bastaba con escribir temas de tres minutos”. La editora independiente Catherine Nabokov le animó a escribir esta novela.
  • No es la primera vez que leemos una novela ambientada en un contexto violento, narrada desde la mirada de un niño. ¿Te ha recordado a alguna lectura previa? En este caso, ¿cómo influye la visión infantil en la aproximación a una historia tan cruda?
  • El protagonista del relato, Gabriel (al igual que varios de sus amigos) es mestizo: hijo de un francés y de una ruandesa tutsi, lo que hace que para algunos no sea totalmente africano. ¿De qué forma condiciona este hecho su identidad y la suerte que corre?
  • Faye ha explicado que escogió un contexto alejado del exotismo (una gran ciudad, un barrio residencial, una familia de clase media), con la intención de huir de “ese discurso europeo de que es una historia de africanos”. ¿Crees que lo ha conseguido?
  • Aunque narrada con un estilo sencillo, la novela tiene un alto componente alegórico. ¿Qué interpretación haces de escenas como la recuperación de la bici, la matanza del cocodrilo, o la incorporación de Francis al grupo de amigos? ¿Y las cartas de Gaby?
  • En el trasfondo de la historia está el sentimiento de culpa; podríamos hablar del remordimiento de quien consigue huir. Al final también hay cierta reconciliación, con la vuelta al país y el reencuentro con la madre. Como lector, ¿qué poso te ha dejado?
La cita para hablar sobre estos y otros temas en relación con Pequeño país será como siempre el próximo martes, 29 de enero, a las 19.30 horas en el salón de actos de la biblioteca central (cripta de la calle San Jerónimo). Además de consultar el dossier elaborado por la red de bibliotecas, en Internet puedes encontrar más información sobre el autor y algunas de sus obras musicales, como la canción “Pequeño país”. ¡No faltes!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Qué le pide bookhunterblog a 2019?

Se acaba el año y es el momento de hacer balance. ¿Qué le pide bookhunterblog a 2019?
  • Seguir curioseando en las librerías de Donostia y alrededores, tanto las de toda la vida como las nuevas incorporaciones. Algunas de ellas pasaron este año por el blog, como Brontë (Irun) y Noski! (Errenteria). Tobacco Days, en Tabakalera, sigue teniendo un post pendiente.
Árbol de Navidad en la librería Noski! de Errenteria (diciembre de 2017).
  • Recorrer las calles de siempre con guías literarios excepcionales como Pío Baroja; cuya época, familia y escritos nos guiaron en el paseo literario con motivo del Día del Libro. Isidoro Fernández dio vida a un Baroja tan crítico y expansivo como lo habíamos imaginado.
Paseo literario sobre Pío Baroja: “El escritor frente a la ciudad”.
  • Escapar de la rutina con algún viaje literario, ya sea imaginario (como el que hicimos a Lisboa gracias a Sostiene Pereira y la asociación de Errenteria Oarso Arte Kultur Elkartea) o real (como el que nos llevó a Palma de Mallorca y a varias de sus fantásticas librerías).
Exterior de la librería English Fine Books, en Palma de Mallorca.
  • Participar en proyectos diferentes dentro del mundo de los libros, como la exposición dedicada a la editorial Utriusque Vasconiae en la UPV/EHU o la preselección de obras para el Premio Ciudad de San Sebastián en su modalidad de relato en castellano.
Pruebas de impresión para la exposición de la UPV/EHU Utriusque Vasconiae (2000-2018…).
  • Investigar, debatir y aprender sobre libros con todas las personas que participan en las tertulias: gracias a su forma de leer, sus preguntas y reflexiones, sus propuestas. En 2018 nos visitaron Sergio del Molino y Aroa Moreno, y profundizamos en el periodismo literario.
Encuentro en Donostia con el escritor Sergio del Molino.
Por todo ello, eskerrik asko 2018, eta ongi etorri 2019! Ojalá estos y otros deseos se cumplan en la compañía de las personas que (esporádicamente o con asiduidad) se pasan por bookhunterblog. Laster arte!
Publicado en bookhunterblog | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario

Cuestionario Book-Tag Liebster Awards

Hace unos días Slawka Grabowska, en su blog Donostia Book Club, mencionó a bookhunterblog como uno de sus nominados para que respondan al cuestionario de los Liebster Awards. Como las preguntas pueden ser interesantes pero este blog no es muy amigo de cadenas y similares, aquí están las respuestas y, al final, en lugar de nominaciones, algunas recomendaciones de blogs literarios. ¡Gracias, Slawka!
Con Slawka Grabowska (izquierda) y una surfista, durante un paseo literario por Donostia.
Foto: Fernando Martínez Sarasqueta.
1) El personaje con el que más te identificas y por qué
Creo que no suelo identificarme demasiado con los personajes, normalmente sólo me reconozco en pequeños detalles. Cuando leí Brooklyn, de Colm Tóibín (un escritor muy interesante) sí sentí que entendía a Eilis, la protagonista. Incluso en sus aparentes contradicciones.
2) El primer libro que te acuerdas de haber leído
Recuerdo haber leído muchos de El barco de vapor, en sus distintas colecciones por edades (blanco, azul y naranja, si no me equivoco). Pero el primer libro del que me acuerdo de la trama fue Matilda, de Roald Dahl. Me encantaron la historia y su protagonista, una niña rebelde.
3) Un autor favorito y por qué
¡Hay tantos! Nabokov me parece un autor totalmente original, arriesgado, inagotable. Pero me siento más cercana a autoras como Chimamanda Ngozi Adichie, Jhumpa Lahiri, Sara Mesa o Eider Rodriguez, por generación, por sus temas y por su forma de escribir.
4) El genero favorito y por qué
La novela breve. Aunque a veces leo ensayo y biografía, prefiero la ficción. Creo firmemente que una historia se debería contar en 150-200 páginas, 300 como máximo. También disfruto leyendo relatos, duran menos pero tienen (o por lo menos deberían tener) más intensidad.
5) Una adaptación del libro al cine que te disgustó
La última adaptación de El gran Gatsby, la de Baz Luhrmanntenía todo para gustarme, incluso banda sonora de Lana del Rey, pero no me convenció. En mi mente la historia y la estética son más ligeras, etéreas y sutiles. En la película todo era demasiado obvio, recargado y barroco.
6) Dentro de qué libro te gustaría vivir
¡Qué buena pregunta! Hay libros que me atrapan por la atmósfera que crean, incluso más que por la historia, los temas o los personajes. Me quedaría a vivir dentro de El talento de Mr. Ripley, pero sólo en verano. En invierno me trasladaría a Desayuno en Tiffany’s.
7) Qué libro muy popular a ti no te gusta
A veces yo misma pienso que es puro esnobismo cuando digo que no me gustan los bestsellers, pero he intentado leer algunos y no lo he conseguido. El código Da Vinci agotó mi paciencia a las veinte páginas. No tengo problema en dejar un libro a medias si no me gusta.
8) Qué libro te da vergüenza no haber leído
Muchos y ninguno. Suelo fingir que he leído El Quijote, aunque en realidad leí (o, mejor dicho, me leyeron) una adaptación cuando era pequeña. Ya habrá tiempo para leer los clásicos, pero tampoco todos me parecen obligatorios. Ningún libro me parece “obligatorio”.
9) El mejor villano en la literatura
En el tipo de libros que me gusta no suele haber malos-malos… Recientemente he leído La vegetariana, de Han Kang, y el marido de la protagonista me ha parecido un buen villano, aunque su maldad no es del todo individual, también tiene una dimensión social o cultural.
10) Qué libro estas leyendo actualmente
Suelo leer varios libros en paralelo. Tengo empezado Archipiélago Gulag, de Aleksandr Solzhenitsyn, voy poco a poco. Estas Navidades me gustaría leer Amek ez dute, la última novela de Katixa Agirre, que compré después de escucharle en una conversación en Literaktum.
11) Libro-regalo universal que pueda gustar a cualquiera
Me parece muy difícil regalar libros (y acertar). Pero creo que Siddharta, de Herman Hesse, puede gustar a todo el mundo. Lo leí de adolescente y me encantó, pensé que era un libro “sobre la vida”, y no sobre el budismo. Confieso que no lo he releído, y no sé si debería.
¿Algunos blogs literarios recomendables? Además de Donostia Book Club, a menudo visito la página web de reseñas literarias Crítico Estado, que pronto anunciará sus premios anuales a los mejores libros en distintas categorías (y suelen ser muy acertados). Últimamente estoy fascinada con Las entrañas del texto, blog de la poeta María Sánchez, que se centra en el proceso de creación.
Publicado en bookhunterblog, participativo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Leyendo La vegetariana

Mañana, martes 18 de diciembre, en la tertulia en castellano de Donostia Kultura hablaremos sobre La vegetariana, novela de la autora surcoreana Han Kang.
Nacida en Gwangju en 1970, es hija del escritor Han Seung-won y tiene un hermano, Han Dong Rim, que también se dedica a la literatura. Cuando ella tenía 10 años la familia se trasladó a Seúl, donde ella se graduaría en Literatura Coreana en la Universidad de Yonsei. Han Kang comenzó su carrera literaria en los años 90, publicando primero poesía y relato corto, y más adelante novelas. Es autora de media docena de títulos, entre los cuales La Vegetariana (2007) ha alcanzado el mayor éxito a nivel nacional e internacional, recibiendo incluso el premio Man Booker Prize 2016. También ha sido traducida al castellano Actos humanos (2014), que se centra en la sublevación popular (y su posterior represión) ocurrida en su ciudad natal, Gwangju, en mayo de 1980. Recientemente ha publicado una obra de contenido autobiográfico, El libro blanco (2016). Su última novela, Lecciones de griego, se publicó en coreano en 2017.
Han Kang
Se dice que Han Kang escuchó en su época universitaria una frase del poeta Yi Sang con la que llegó a obsesionarse: “Creo que las personas deberían ser plantas”. Ella la interpretaba como una posición defensiva frente al colonialismo, entre otras violencias, y se cree que le sirvió de inspiración para escribir La vegetariana. Inicialmente, plasmó la idea en un relato, “El fruto de mi mujer” (1997), pero decidió ampliarla en tres narraciones que se publicaron por separado, “La vegetariana” (2004), “La mancha mongólica” (2004) y “Árboles en llamas” (2005), y luego de forma conjunta, bajo el primer título. La vegetariana recibió críticas encendidas en Corea del Sur, pero curiosamente tuvo mejor aceptación en otros países.
  • La vegetariana toma como punto de partida la decisión de una mujer anodina de dejar de comer carne. En ese sentido, puede recordarnos a otras historias que parten de una opción contraria a la norma o a la costumbre; por ejemplo, el conocido relato de Herman Melville, “Bartleby, el escribiente”. ¿Te ha hecho pensar en alguna otra obra?
  • La motivación de la protagonista apenas aparece esbozada y, en realidad, su opción y todo lo que desencadena sirven para explorar una serie de temas: las distintas expresiones de la violencia, la línea entre locura y cordura, la empatía y nuestra capacidad para comprender a los demás… ¿Cuál crees tú que es el gran tema de la novela?
  • Aunque la autora afirma que no piensa que su libro sea “un retrato de la sociedad coreana”, sí aparecen algunos aspectos de su cultura y de su modo de vida. Por ejemplo en cuanto al papel que ocupa el trabajo, los roles de género y las relaciones familiares, o incluso los hábitos de alimentación. ¿Hay algo que te haya llamado la atención?
  • La historia se presenta como un tríptico, con distintos narradores y puntos de vista: el marido de la protagonista, Yeonghye (en primera persona), su cuñado artista y su hermana mayor (en tercera persona). ¿Qué grado de cercanía, implicación o comprensión tiene cada personaje? ¿Qué aporta la visión de cada uno de ellos?
  • La voz de la protagonista es la única que está ausente, si exceptuamos sus sueños (en cursiva) y pequeñas interacciones o diálogos con el resto de personaje. ¿Por qué crees que la autora toma la decisión de dejar fuera su voz? ¿Qué implica para los lectores en cuanto a la interpretación de la historia, los motivos de Yeonghye, su mundo interior?
La cita para charlar sobre estos y muchos otros temas en relación con La vegetariana de Han Kang será mañana, martes 18 de diciembre, a las 19.30 horas en el salón de actos de la biblioteca central (cripta de la calle San Jerónimo). Con esta sesión despediremos el año pero ya puedes consultar el programa de lecturas previsto para enero-junio de 2019. ¡Te esperamos!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | Deja un comentario

Literaktum-en biharamuna

Azaroaren 13an hasi eta 24ra arte, Literaktum jaialdiari esker “hitzen hiria” bilakatu da Donostia aurten ere. Minaren gaia abiapuntu zuela, programazio zabala eskaini digu aurten, askotan bi ekitaldi interesgarrien artean aukeratzera behartu gaituena (eta hori izan dadila arazoa). Besteak beste, Laura Restreporen hitzaldi original eta indartsua entzun genuen, idazleak (eta amak) diren Katixa Agirre eta Eider Rodríguezen arteko eztabaida mamitsuarekin gogoeta egin genuen, eta Jon Bilbaoren munduek eta ideiek liluratu gintuzten. Jaialdi biribila, are gehiago parte hartu duten liburudendek zozketatu dituzten sarietako bat irabazi dugunontzat: oihalezko poltsan, Mujeres en el deporte liburua (ilobarentzat) eta, sariarekin batera eskainitako deskontuarekin erosita, Amek ez dute (izebarentzat).
Datorren urtera arte, Literaktum!
Publicado en en la mesilla de bhb, euskaraz, saraos | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

Leyendo El reflejo de las palabras

Mañana, martes 27 de noviembre, en la tertulia en castellano de Donostia Kultura charlaremos sobre El reflejo de las palabras, una novela del escritor holandés de origen iraní Kader Abdolah. Este autor fue una de las sugerencias planteadas por el grupo al terminar el curso pasado.
Kader Abdolah, cuyo nombre real es Hossein Sadjadi Ghaemmaghami Farahani, nació en Arak, Irán, en 1954. Estudió Física en la Escuela de Ciencias de su ciudad, graduándose en 1977. Tras prestar el servicio militar en la marina iraní, durante la revolución se unió a movimientos de izquierda que se oponían al régimen del Sha (y posteriormente al de Jomeini). Huyó a los Países Bajos como refugiado político en 1988, y actualmente vive en Delft. En 2005 obtuvo un gran éxito con su novela La casa de la mezquita. Además de escribir poesía y prosa bajo el seudónimo de Kader Abdolah, compuesto por los nombres de dos amigos ejecutados, colabora con distintos medios como columnista y tertuliano.
Kader Abdolah
El reflejo de las palabras, publicada originalmente en el año 2000, narra la historia de Ismail, iraní exiliado en Holanda, cuya vida ha estado marcada por ser el único hijo varón (y principal apoyo) de un padre sordomudo, así como por su implicación en la lucha política. Cuando recibe un cuaderno escrito por su padre en un alfabeto cuneiforme que sólo él conoce, emprende la tarea de traducirlo al holandés, poniendo por escrito la vida del padre, y buscando el sentido de su propia existencia.
  • Quizás El reflejo de las palabras nos recuerde que en la tertulia ya leímos un libro ambientado en Irán durante el siglo XX, El libro de mi destino. Más allá de las diferencias obvias (protagonista femenina / masculino; entorno urbano / rural), ¿en qué otros aspectos dirías que se distinguen ambas novelas?
  • La historia de Irán está presente en la narración, como trasfondo pero también como uno de los motores principales que mueven los acontecimientos. Si bien el libro no aporta datos concretos, sí permite apreciar cómo el clima social va cambiando en distintos momentos. ¿Te ha resultado interesante?
  • Distintos aspectos de la cultura persa aparecen reflejados. Uno de ellos es el amor por la poesía. Por ejemplo, cuando nace un niño, se lee un poema al azar, tratando de iluminar el nacimiento con belleza y sabiduría. En el texto aparecen varias poesías, iraníes y holandesas. ¿Te ha llamado la atención?
  • A lo largo del libro, se nos dice que el punto de partida es el cuaderno de Aga Akbar, completado con los recuerdos de Ismail e insertos relativos a su presente. El resultado es una estructura fragmentada, con muchas idas y venidas, y temas que apenas quedan esbozados. ¿Te ha resultado fácil de seguir?
  • El padre de Ismail, Aga Akbar, es el otro gran protagonista de la historia. Es un hombre sordomudo en el Irán rural de principios del siglo XX, y un personaje complejo. ¿De qué forma su discapacidad condiciona su vida y la de su hijo? ¿Cómo es vivida por su entorno? ¿En qué aspectos logra superarla?
  • En su papel de narrador, Ismail menciona varias veces que entre las razones que le llevan a escribir esta historia destacan el sentimiento de culpa y el deseo de reconciliarse con su padre. ¿Qué piensas de sus motivos? ¿Por qué la historia termina en el punto en que lo hace? ¿Cómo interpretas el título?
La cita para hablar sobre El reflejo de las palabras será mañana, martes 27 de noviembre, a las 19.30 horas en el salón de actos de la biblioteca central, situado en la cripta de la calle San Jerónimo. Además, aprovecharemos para presentar el programa de lecturas de enero a junio de 2019. ¡No faltes!
Publicado en tertulia | Etiquetado , , | 2 comentarios